¿Qué no debería faltar en el botiquín de mi casa?
¿Qué no debería faltar en el botiquín de mi casa?

En ocasiones, personas acuden a farmacias abiertas en Salamanca con el objetivo de equipar convenientemente de su vivienda con un buen botiquín de primeros auxilios. Es importante que en nuestro hogar tengamos ciertos elementos que nos permitan poner solución, en un primer instante, ante algunos accidentes o heridas. En este artículo repasaremos algunos de estos elementos que se podrían considerar básicos.

Algunos de los elementos que nunca faltan en los botiquines son aquellos cuyo objetivo es paliar ciertas heridas, es decir, material de curación. Estamos hablando aquí de pequeñas heridas, como podría ser un ligero corte en la mano o algo mayores. Como bien sabemos en farmacias abiertas en Salamanca, como la nuestra, entre estos siempre encontramos: apósitos de diferentes formas y tamaños, gasas, esparadrapo y vendas.

Para el tratamiento inicial de ciertas heridas es interesante contar con productos que permitan frenar su infección. Los más habituales son la yodopovidona, la clorhexidina, el agua oxigenada o el alcohol de 96 grados. Estos productos te ayudarán a limpiar las heridas, evitando que, a posteriori, surjan incómodos problemas.

También resulta interesante contar con algunos productos para, por ejemplo, aliviar picaduras de ciertos insectos. De mismo modo, es interesante contar con antiinflamatorios tópicos, para emplear en caso de que hayamos sufrido algún golpe. Por último, debemos indicar que no está de más que en tu botiquín guardes analgésicos o antitérmicos, para el tratamiento de fiebres.

No esperes más y visita la farmacia De Celis Fraile, M.C. si deseas equipar tu nuevo botiquín. Te asesoraremos en todo lo que necesites.