Los servicios de guardia en las farmacias
Los servicios de guardia en las farmacias

Tradicionalmente, las licencias de apertura de las farmacias y sus horarios han estado fuertemente regulados, para garantizar la profesionalidad en el servicio. En este artículo te vamos a explicar la normativa de las farmacias de guardia en Salamanca.

Las farmacias tienen la consideración de servicio público fundamental, puesto que tienen que suministrar medicamentos cuya dispensación, en muchos casos, requieren la receta de un facultativo. Por esa razón, su apertura y titularidad están restringidas a aquellas personas que han realizado estudios universitarios homologados en Farmacia y están debidamente colegiadas y solo se conceden licencias en función de determinados baremos de población o necesidad social, como pueden ser los casos de localidades rurales.

Los horarios de las farmacias son competencia autonómica y de los colegios de farmacéuticos. En el caso de Castilla y León, la reglamentación de horarios depende de la Junta y se delega en los colegios de farmacéuticos de cada provincia. Estos son los encargados de decidir las farmacias de guardia en Salamanca, tanto de día como de noche.

Las guardias, tanto diurnas como nocturnas, son los turnos en los que una farmacia está obligada a abrir para prestar el servicio público fundamental que da. Estas horas no las cobra el farmacéutico, en los casos de los medicamentos recetados con carácter de urgencia. Aunque son diurnas o nocturnas, en la mayoría de los casos, nos preocupamos más de los horarios nocturnos, por la falta de disponibilidad. En España, el 99 % de la población tiene acceso a las farmacias de guardia durante las 24 horas del día y los 365 días del año.

De Celis Fraile, M.C. dispensa medicamentos con receta médica, fórmulas magistrales y todo tipo de productos de cosmética. Estamos en la Calle María Auxiliadora nº 45 de Salamanca y atendemos, más allá de los horarios de guardia, de lunes a sábado.