El control de la tensión arterial
El control de la tensión arterial

Hemos observado que muchas de las personas que acuden a las farmacias de guardia en Salamanca, aprovecha que tiene que comprar un medicamento para que les tomen la tensión arterial, un servicio que también prestamos. Gracias a varias campañas hemos ido tomando conciencia de que la hipertensión es una de las primeras causas de muerte en nuestro país a la que muchos médicos denominan como ‘el asesino silencioso’ pues pueden pasar varios años antes de que una persona muestre síntomas de padecerla.

Tomarse periódicamente la tensión es una forma de control, pero para algunas personas, de carácter más hipocondriaco, sólo por el hecho de entrar en un centro sanitario, en un ambulatorio experimentan una cierta subida de tensión que hace que las lecturas allí tomadas no sean del todo correctas. A menudo son estas personas las que acuden a las farmacias de guardia de Salamanca para que les tomen la tensión ya que allí se sienten mucho más relajadas.

Para que la lectura del tensiómetro sea correcta es preciso estar en un estado de reposo, por eso es conveniente descansar durante unos minutos antes de tomarse la tensión. El café, el alcohol o, simplemente la comida, pueden alterar también la lectura por lo que es conveniente dejar pasar una media hora si te has tomado un café.

Si tienes cita con el médico para hablar de tu tensión arterial, seguramente agradezca que llegues a la consulta con los datos de haberte tomado la tensión, al menos durante los 4 ó 5 días previos así, el médico tendrá unos datos de referencia con los que comparar. Por último, desde la farmacia De Celis Fraile, M.C., te recomendamos hacerlo siempre a la misma hora del día.